El poder trasformador del alimento - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Soy integrante de la membresía de La Canasta y los miércoles cada quince días recibo mi Canasta agroecológica. El miércoles primero de mayo fue diferente. No solo recibí esta canasta, sino que fui, con 30 estudiantes, a ver el lugar de donde viene la espinaca y el perejil que llegaron a mi casa ese día.

Visitamos la finca de Anais Muñoz, una de las mujeres productoras detrás de Cultivadores de Vida SUC, de Sumapaz, Usme y Ciudad Bolívar. Allí, junto con Gloria Inés, Tatiana, Olivia y Mirian, Anais nos mostró su cultivo, panales, y todas las innovaciones que ha hecho en su territorio, incluyendo una trampa de grasa.

La visita no solo fue enriquecedora, sino también deliciosa. Tomamos sopa de quinoa, nos comimos una arepita buenísima y las estudiantes más afortunadas alcanzaron a comprar un arequipe que se agotó rápidamente.

Esta salida de campo nos permitió entender, de primera mano, los conceptos que estudiamos en la clase Comida y Poder: grandes problemas de la agricultura y la alimentación, en la Universidad de los Andes. Pero, sobre todo, nos permitió ver un ejemplo de cómo las productoras de Cultivadores de Vida SUC han enfrentado esos grandes problemas de la agricultura y la alimentación a través de la asociatividad, la agroecología y el asocio con La Canasta.

Angela Serrano, comensal

La receta de la semana es Pizza casera