El tamaño es lo de menos - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

En estos días, en los cuales está lloviendo en buena cantidad y el sol también está mostrándose en su esplendor, los alimentos crecen a pasos agigantados. Entre una semana y otra, el crecimiento de muchos alimentos en las huertas es bastante rápido y a veces nos sorprenden de las fincas enviando productos más grandes que lo que estamos habituados. Como sabemos, gran parte del crecimiento de las plantas es gracias al agua y a la luz solar y cuando esta combinación se da, la naturaleza empieza a mostrar su exuberancia.

En principio, los alimentos grandes no deberían ser un problema, a menos que hayan crecido porque no se cosecharon a tiempo y se “pasen”. No obstante, algunos alimentos grandes nos ponen a sufrir un poco en nuestra labor de empaque pues, si un calabacín o un brócoli, por ejemplo, vienen de más de una libra, podemos quedarnos cortos de éstos al final del día de empaque, ya que los pedidos son en gran parte de una libra y son productos que no podemos partir. Pero así es la naturaleza, diversa, así como las huertas agroecológicas. Para prevenir esto, pedimos que, si los productos son de más de libra, nos los manden contados por unidad, pero si son más pequeños, por peso, lo cual nos genera un dilema, pues 2 o 3 brócolis pequeños que suman una libra cuestan lo mismo que un solo brócoli que pesa 2 libras. Así, quien produce recibe menos dinero por productos que no crecen mucho, pero no recibe más si crecen bastante. Nuestra labor sería más sencilla si la naturaleza nos diera siempre alimentos parejos, pero asumimos una labor más retadora de trabajar con la naturaleza y con lo que esta nos da y como nos lo da, a diferencia de la agroindustria, que opta por tratar de controlar y estandarizar la producción, así sea de manera no natural, con monocultivos controlados por agroquímicos.

Esperamos que La Canasta nos ayude a comprender y asimilar que los alimentos pueden ser grandes o pequeños, bonitos o feos, pero que definitivamente están cultivados de manera natural y con mucho cariño y dedicación por parte de las familias en nuestra red de fincas.

La Receta de la semana  es Arepuelas de malanga