La belleza esta en el interior | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

La apariencia de las frutas y verduras es “la primera impresión que el consumidor recibe y el componente para la aceptación y compra”, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Si bien es uno de los aspectos que más se perciben y valoran, no tiene por qué estar relacionado con la calidad, a no ser que se trate de un proceso de descomposición por exceso de madurez, huellas de alguna plaga o pérdida de frescura. Hasta ahora, el mercado de consumo de frutas y verduras nos ha acostumbrado a que los componentes de calidad son el tamaño, la forma o el color. Y por esta razón, entre el 20% y el 40% de los productos frescos que no son “estéticamente satisfactorios” se desechan, según el Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP). Lo que a su vez es casi la mitad de las 1300 millones de toneladas de comida que se desperdician en el mundo. Esto es una locura, especialmente con tanta gente sufriendo de hambre en el planeta.
Recuperar esos “alimentos feos” es el objetivo que se ha marcado el movimiento “Ugly Food” desde hace varios años, para contribuir a reducir ese desperdicio. En La Canasta nos sentimos identificados con este movimiento, ya que convivimos cada semana con el dilema de no querer desperdiciar alimentos a causa de su apariencia distinta y en cambio apreciar los alimentos por su “belleza interior”, debido a que los defectos de forma, color o tamaño de frutas y verduras no afectan sus cualidades nutritivas. De hecho, es preferible comerlas así, siendo agroecológicas, y no “con estándares perfectos” pero llenas de agroquímicos.
Así que, si algún alimento raro o deforme les ha llegado o les llega algún día en sus próximas canastas, como tubérculos de doble punta, naranjas o tomates abultados, fresas un poco cuadradas, pepinos semicirculares, calabacines grandes, ya saben, que son tan “feos como buenos” y los va a alimentar igual que los que tienen una buena apariencia.
Tu Canasta de hoy dice: ¡No al desperdicio de alimentos!