La calidad de nuestros alimentos | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“Una de las discusiones más frecuentes en La Canasta es sobre la calidad de los alimentos, que es de gran importancia para nosotros, pues consideramos que no tiene sentido que alguien reciba alimentos en mal estado y se desperdicien de esta manera.

Cada vez que nos reunimos con productores o visitamos alguna finca, se habla sobre este tema. Cuando se ha sembrado y cuidado una planta durante algún tiempo, es fácil “encariñarse” con lo que se cosecha y por ende se bajan los criterios de calidad si algo no está en perfecto estado. Más aún, si tenemos en cuenta que éstos son también una fuente de sus ingresos. Cuando un producto no está en óptima calidad, en las fincas se aprovecha al menos una parte del producto, para no desperdiciarlo todo. Es por esto que siempre comunicamos que el producto, después de cosechado, va a ser transportado, empacado y transportado de nuevo, y naturalmente perderá frescura, por tratarse de perecederos.
Después de que los productos salen de las fincas, donde los productores hacen el primer filtro de calidad, llegan a nuestro centro de acopio, donde los recibimos y pesamos, y viene un segundo filtro de calidad. Luego, cuando empacamos las canastas hay un tercer filtro de calidad, si durante este proceso detectamos productos que no tengan la calidad deseada, no son empacados. Claro está que en algún momento se nos puede colar una que otra imperfección por las cantidades de alimentos que manejamos el día de empaque. Para reforzar estos filtros de calidad hemos designado a una de las personas de nuestro equipo para que esté pendiente de la calidad en el empaque.

Por último, cuando las canastas llegan a sus casas, los productos son guardados para su uso posterior y este es el último filtro de calidad. En ocasiones pueden llegar alimentos con imperfecciones menores, que en todo caso pueden ser utilizados. Como sabemos, La Canasta no es un mercado normal y corriente, es una Red conformada por productores y comensales que solidariamente hacemos real un ciclo agroalimentario sostenible, y es por esto que es importante que cuando evaluemos la calidad de los productos, bien sea en la cosecha, el empaque o durante el uso de éstos, tengamos en cuenta lo que implican nuestras decisiones. Queremos minimizar el desperdicio de comida en cualquiera de las etapas y compartir los riesgos que normalmente recaen en el productor. De nuestra parte, y en las fincas, seguiremos trabajando conscientemente para mejorar la calidad de los alimentos”