La degradación de los suelos y sus consecuencias - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

La temporada de lluvias que estamos viviendo ha causado desastres en muchos lugares del país. En La Canasta no somos ajenos a esto, pues en varias de las fincas, el deterioro de las vías de acceso ha generado dificultades para sacar los alimentos. Este fin de semana, la finca Pazyflora en La Vega presentó un problema que la tiene incomunicada.

En la noche entre sábado y domingo, por causa de la cantidad de lluvias, hubo un desbordamiento de una quebrada, que afortunadamente no afectó a ninguna persona, pero si taponó la entrada a la finca. Por esta razón, no contamos esta semana con los alimentos de Pazyflora.

Una reflexión que queremos hacer ahora es que al parecer, algo que contribuyó a esto, además de las lluvias, es que aguas arriba hay muchos potreros que se han usado para ganadería, resultando en terrenos más inestables, pues al tener menos cobertura boscosa, no se facilita la infiltración del agua. Afortunadamente, en Pazyflora abundan árboles y además, por el manejo respetuoso que se les da a los suelos de la huerta, sus terrenos no han sufrido deslizamientos, incluso en los lugares más quebrados.

En general, en el campo, se han degradado los suelos y se han talado los bosques para dar paso a actividades de ganadería y de cultivos convencionales, donde el uso de agroquímicos ha hecho que los suelos sean más propensos a erosionarse, generando así mayor riesgo para que sucedan este tipo de fenómenos.

Esta calamidad nos muestra que nuestras intervenciones agroecológicas, que buscan mantener un equilibrio de los ecosistemas, nos protegen a largo plazo de sufrir problemas de este tipo.

La receta de la semana es Balú salteado