La llegada de los españoles a América - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

El 12 de octubre se conmemora la llegada de Cristóbal Colón y su expedición a América. Este hecho trajo consigo muchos cambios en la alimentación alrededor de todo el mundo, que hoy en día percibimos como “normales”. Si pensamos en la cocina italiana por ejemplo, es difícil imaginárnosla sin tomate, o en general en Europa, especialmente al norte, sin papa, ambos alimentos originarios de América. De la misma manera, nos es difícil pensar en nuestra alimentación en Colombia sin café, arroz, banano, cítricos, etc., alimentos que fueron introducidos a América después de la llegada de los españoles a estas tierras.

De cualquier manera, a raíz de la llegada de los europeos a América, hubo efectos significativos en la alimentación a nivel mundial, en especial por el comercio impulsado por éstos entre América y Europa e indirectamente desde y hacia Asia y África, pasando por Europa. En La Canasta nos queda claro en todo caso, que si bien nuestra alimentación se basa en productos con origen en diversos lugares del planeta, debemos procurar seguir cultivando y alimentándonos con alimentos nativos que, si no consumimos, tenderán a perderse por falta de demanda, teniendo efectos en pérdida de biodiversidad.

Hoy en día, gracias también a la globalización, es difícil tener clara la procedencia de muchos de los alimentos que encontramos en el mercado, pero debemos privilegiar el consumo de alimentos locales, por encima de alimentos producidos a miles de kilómetros de distancia. Si bien la manzana no es originaria de América, hoy en día producimos aquí manzanas de diferentes variedades, no las mismas que nos llegan de USA o de Chile por ejemplo, pero si variedades locales que no han sido cosechadas con varias semanas de antelación y guardadas y transportadas en ambientes cercanos a la congelación y con la mínima cantidad de oxígeno.

Aprovechemos entonces la diversidad de alimentos que encontramos en nuestro país, que por ser tropical nos permite cultivar muchísimos alimentos en condiciones naturales y escojamos aquellos cultivados localmente, así su origen sea de otro lugar en el planeta, pero nunca olvidemos nuestros alimentos nativos.

La receta de la semana es Tabuleh de quinua