La naturaleza no es uniforme - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

La naturaleza no es uniforme y en ese orden de ideas, los alimentos que nos da la naturaleza, tampoco lo son. Y menos aún los alimentos agroecológicos o transformados de manera artesanal.

En las últimas décadas, como sociedad moderna, hemos hecho el esfuerzo por intentar controlar todas las variables de nuestros negocios, principalmente para incrementar las eficiencias y tener mayores márgenes. Hemos llegado a tales extremos que hoy en día es “normal” que las grandes producciones de alimentos logren una gran uniformidad en sus cosechas y ni qué decir de los alimentos procesados o ultraprocesados. Para lograr esto, hemos desarrollado semillas, fertilizantes, venenos, invernaderos, sustratos, etc. que nos permiten controlar la mayor parte de las variables de la producción de los productos convencionales (producción agrícola con agroquímicos).

Es cierto que nuestros estándares de producción no tienen un enfoque hacia la homogenización, pues es mucho más importante y profundo el hecho que generamos un ciclo holístico de producción y consumo que respeta a las personas y trabaja en armonía con la naturaleza.

Si bien en La Canasta, nos esforzamos para cumplir las expectativas de los comensales, no podemos comprometernos a que los bananos siempre lleguen del mismo tamaño o en el mismo grado de maduración. Los quesos no siempre sabrán exactamente igual, pues las vacas pueden estar en ciclos diferentes o las lluvias o soles harán que el pasto esté de una manera u otra. Lo que si podemos garantizar es que todos los alimentos están producidos con cariño, respeto y mucha dedicación. ¡Gocemos la no uniformidad!

La receta de la semana es Torta de acelgas