Mejora tu salud con una mejor digestion | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“Para La Canasta el “Buen vivir” está relacionado también con el cuidado de la salud. Por eso hoy, queremos resaltar la importancia de una buena digestión. El aparato digestivo, con su extensa superficie, es la primera barrera de contacto con el medio externo, donde permanentemente tenemos contacto con infinidad de sustancias y microorganismos patógenos o benéficos. Es por ello que, a nivel intestinal, existe un extenso tejido inmunológico destinado a la defensa y mantenimiento de la salud, que repercute en todo el organismo.
Quiere decir que si nuestro aparato digestivo logra mantener una adecuada discriminación entre patógenos y sustancias o microorganismos inocuos, tendremos así mismo, una apropiada respuesta inmune y flora intestinal, así como una buena tolerancia oral a diversos nutrientes. Y podremos evitar, el desarrollo de alergias alimentarias o respuestas inflamatorias exacerbadas. En este proceso, intervienen diversos factores desde el nacimiento, pero nuestra microbiota desempeña un papel fundamental.

Así que, queridos comensales, si han estado pensando en cómo fortalecer sus defensas, empiecen por su aparato digestivo. Y en este sentido, varias rutinas. Una de ellas es disminuir el consumo de sustancias que causan disbalance de la flora gastro intestinal, por ejemplo: azúcar, harinas refinadas, carnes, embutidos y leche de origen animal, especialmente si ésta ha sido sometida a procesos industriales. Es bueno, hacer una limpieza digestiva, cada cierto tiempo (1 a 3 veces al año), eliminando durante 1 semana al menos, siendo estrictos hasta 21 días, los alimentos mencionados anteriormente y aumentando el consumo de frutas y verduras.

También podemos incluir en nuestra dieta diaria, diversos alimentos que favorecerán un buen balance de nuestra microbiota, tales como: bebidas fermentadas (kefir, kombucha, cereales o frutas), yogurt natural (entero y sin aditivos), chucrut, chocolate negro (sin azúcar), vegetales encurtidos, pan de masa madre y harina integral, yacón crudo o ligeramente cocido (es un excelente prebiótico, es decir, no es un probiótico pero favorece el crecimiento de microbiota benéfica y aumenta la capacidad de barrera de la mucosa intestinal).”