No olvidemos a nuestras amigas abejas - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

El pasado 20 de mayo se celebró el día mundial de las abejas y por eso aprovechamos la oportunidad para hablar sobre ellas. Varias especies de abejas están en vías de extinción. Este problema es el resultado del daño ambiental ocasionado por los humanos a los ecosistemas terrestres con acciones como: la pérdida de los hábitats de las abejas con la deforestación de bosques; la difusión de sustancias tóxicas al ambiente, como plaguicidas usados en la agricultura industrializada; y el cambio climático acelerado. La disminución de la población de abejas tiene efectos en la reducción de la polinización y por ende en la reproducción de las plantas, es decir, menos alimentos para seres humanos y animales.

Esta situación que se vuelve cada vez más crítica, nos muestra las finas y esenciales conexiones que existen en la naturaleza, donde cada ser vivo cumple una función y pertenece a una red de interacciones e intercambios, un gran sistema que busca un equilibrio constante. A su vez, que el ser humano, como especie, ha ocasionado un desequilibrio permanente de ese gran sistema, ignorando que nuestras acciones tienen consecuencias sobre otro ser humano, animal, planta o recurso natural y queda demostrado con el caso de las abejas.

La extinción de las abejas puede afectar gravemente nuestra supervivencia. Pero, como nunca es tarde para empezar y contrarrestar el efecto negativo de nuestras acciones, estas son algunas cosas que podemos hacer: dejar de usar productos que contaminen el medio ambiente, sobre todo pesticidas químicos y en su reemplazo usar productos naturales con el mismo efecto; apoyar más la agricultura ecológica, esto quiere decir que como comensal de La Canasta estás ayudando a salvar abejas; sembrar plantas que atraigan a las abejas en jardines, parques, fincas o espacios abiertos, pueden ser ornamentales, aromáticas, hortalizas o frutas.

La receta de la semana Postre de tomate de árbol