Nuestro trabajo con pequeños productores - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Una de las razones de ser de La Canasta es brindar acceso al mercado a pequeños productores agroecológicos. Frecuentemente escuchamos sobre programas de apoyo para pequeños productores y al revisar los requerimientos, estos “pequeños productores” son entendidos como productores mucho más grandes que con quienes trabajamos en La Canasta. En otras palabras, los campesinos y campesinas que tienen pequeñas parcelas, como es el caso de muchos en esta región, con una huerta con diversidad de alimentos que destinan en parte para su consumo y en parte para vender, serían mini productores, y no logran acceder a programas de apoyo y mucho menos a mercados para sus productos, pues solo los costos de transporte lo imposibilitarían.

Es por esto que en La Canasta fomentamos la asociatividad entre estos pequeños productores para así lograr juntar volúmenes mayores de alimentos y compartir costos de transporte y logísticos en general. Los productores acopian sus productos y La Canasta cubre los transportes para traerlos a Bogotá de una manera más eficiente que si cada uno lo tuviera que hacer por su cuenta. Claro está que para La Canasta sería más fácil y económico trabajar con productores con mayor capacidad, pero precisamente esta es una de las medidas con las que intentamos hacer una diferencia, en especial para estas familias que creen en la agroecología y que con dedicación y cariño cultivan alimentos sanos para comensales en la ciudad y para ellos mismos.

En La Canasta trabajamos con alrededor de 70 fincas y unos 30 productores de alimentos transformados, conocemos a todos ellos y trabajamos juntos para solucionar los problemas que se presenten y para mejorar cada día. En estos tiempos de pandemia no hemos podido visitarlos tanto como quisiéramos, pero siempre tenemos una comunicación abierta y constructiva. No entendemos a los productores como simples proveedores, sino como personas que hacen parte de nuestra organización, así como los comensales también, todos construyendo un ciclo agroalimentario solidario y sostenible.

La receta de la semana es Pasta con salsa de brócoli y yogurt