Lo que Valoramos | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

LO QUE VALORAMOS

Estos son los valores de La Canasta

La producción sostenible de alimentos debe asegurar el buen vivir para todos los que hacemos parte de esta Red. Buen vivir entendido como la satisfacción de las necesidades que llevan a un estilo de vida saludable, una calidad de vida digna, en paz y armonía con la naturaleza y la sociedad. La producción sostenible de alimentos es un factor clave para todos los que hacemos parte de esta Red.

Buen Vivir

Agroecología

Es una forma sostenible de aplicar la agricultura, que permite una relación de armonía entre la sociedad y la naturaleza.

Al preferir hacer parte de La Canasta no solo te alimentas de una manera más saludable y natural sino que estas tomando una decisión que implica que los procesos detrás de los alimentos se han realizado respetando los derechos de las personas, las comunidades y la naturaleza.

Cuando consumimos de manera responsable, antes de darle nuestro apoyo a un producto y todo lo que viene con él, nos hacemos una serie de preguntas, como por ejemplo: ¿Quién lo produjo? ¿De qué manera? ¿Qué consecuencias tiene el proceso de producción en la vida del planeta? ¿Quién se está beneficiando con él? ¿De dónde viene?

Consumo Consciente

Intercambio de Saberes, Conocimientos y Experiencias

Experimentar, aprender, innovar y compartir información valiosa es vital para tejer redes de confianza, esto lo promovemos a través de encuentros de intercambio de saberes, talleres, y visitas o comunicando las historias y experiencias ligadas al alimento.

La cercanía entre todos los actores de la Red, la transparencia en las relaciones y comunicaciones, el seguimiento y acompañamiento continuo a los productores, crea una comunidad.

Red de Confianza

Economía Solidaria y Comercio Justo

Creemos en la economía solidaria y el comercio justo, por eso nos basamos en principios de cooperación y no de competencia; respeto por la vida, no sólo la humana, sino la de la naturaleza; solidaridad y no la exclusión de los otros; reconocimiento de los seres humanos como fines y no como medios. Tener como base este sistema, nos permite hacer reales los principios que promovemos y generar relaciones justas en las que todas las partes ganan.