Papas nativas | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“El cultivo de la papa nació en los Andes y data del año 500 A.C. Al ser una planta resistente es perfecta para las regiones montañosas, donde las temperaturas cambiantes y las condiciones escarpadas del suelo hacían difícil el cultivo de otros alimentos, como el maíz. Según el Centro Internacional de la Papa existen alrededor de 5000 variedades de casi 100 especies silvestres de papa. En Colombia, Corpoica ha identificado 60 variedades de papas nativas. La biodiversidad de las papas es increíble y se puede apreciar en su variedad de formas, colores y sabores.
Las llamadas papas nativas, ancestros remotos de todas las variedades modernas de papa que existen en el mundo. Son el resultado de un proceso de domesticación y selección iniciado hace 8000 años por los antiguos pobladores de las zonas andinas, llegando hasta nuestros días con las mismas formas y colores como las conocieron los Incas y sus predecesores.

A pesar de esta enorme diversidad, lo que uno encuentra en los supermercados no son más que tres variedades. Lo mismo ocurre con otros alimentos nativos (cubios, chuguas, ibias, maíz, amaranto, quinua), no conocemos su uso ni su gran abundancia y no son promovidos por los canales de comercio convencionales. No obstante, en La Canasta siempre hemos sido firmes en nuestro propósito de incentivar el consumo consciente, por esto hemos promovido el cultivo y uso de la papa y otros alimentos nativos desde que empezó el proyecto hace 7 años. Si bien, algunos restaurantes han tenido un enfoque similar, últimamente ha habido un auge, y, varios chefs se interesaron en estos alimentos como ingrediente especial de sus menús lo que incentivó a muchos campesinos a que retomaran su cultivo y gracias a este esfuerzo muchas personas han podido conocer y disfrutar de este delicioso tubérculo, en infinidad de preparaciones: chips, tortas, guisos, salteados, sopas, al vapor y muchas más.
Son varias las huertas de nuestra Red que están cultivando papa nativa, gracias a que la semilla se ha conservado y compartido a través de los guardianes de la misma Red. Hoy recibimos papas de Jairo en Silvania, Cultivadores de Vida en Usme y la asociación ARAC en Subachoque, a ellos y muchos otros, gracias por mantener viva la tradición y el cultivo de este alimento.”