Primero de mayo y la labor detrás de nuestros alimentos - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Cada año, el primero de mayo se conmemora el Día del Trabajo. El origen de esta conmemoración se remonta al año 1886, cuando en Chicago hubo grandes movilizaciones de trabajadores que reclamaban, entre otras, que la jornada laboral se redujera a 8 horas por día, pues durante la revolución industrial se habían incrementado la cantidad de personas que trabajaban para las empresas y las jornadas se extendían frecuentemente a más de 12 horas, sin días de descanso definidos y en general, no había reglas claras y mucho menos políticas laborales.

Aprovechamos esta conmemoración para invitarles a celebrar la labor campesina que en muchos casos pasa desapercibida desde las ciudades, donde nos hemos acostumbrado a tener disponible una gran oferta de alimentos, y no siempre pensamos en todo lo que está detrás de ésta. Agradezcamos y reconozcamos esta ardua labor, en muchos casos con extensas jornadas laborales y sin días de descanso, pues la tierra y sus cultivos siempre exigen algún tipo de labor de parte de los campesinos y campesinas que hacen posible esta abundancia de alimentos que recibimos en las ciudades.

Valoremos y disfrutemos cada alimento que llega a nuestras bocas, pues en la mayoría de los casos tiene muchas caras, manos y horas de trabajo detrás, que si bien no vemos, si podemos reconocer. Gracias a esta labor, frecuentemente poco remunerada, podemos alimentar nuestros cuerpos.

En La Canasta podemos garantizar que los alimentos que llevamos a sus casas son cultivados con amor y dedicación, pensando que sirvan para alimentar no solo a nuestros cuerpos sino también a nuestras almas, velando por la salud de los comensales y del planeta. Ojalá que cada mordisco esté cargado de reconocimiento y agradecimiento hacia todas las personas que están detrás de nuestros alimentos.

La receta de la semana es Tallarines de arroz con vegetales, ajonjolí y tofu