Qué vivan los campesinos y que los dejen vivir - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

La agricultura familiar y campesina que representa la red de La Canasta, contribuye al cuidado de la salud del suelo, mantiene la biodiversidad, conserva el agua y genera resiliencia frente al cambio climático.

Hoy como homenaje y agradecimiento a los campesinos y campesinas que componen nuestra red de alrededor de 60 granjas agroecológicas, así como al campesinado en general, dedicamos el poema “Soy hijo de campesinos” del gran maestro Jorge Veloza:

Soy hijo de campesinos, campesinos veredales, querendones de la tierra, del rancho y los animales; campesinos laboriosos, que, por ser tan buena gente, los tienen como los tienen, inmisericordemente.

Soy hijo de campesinos, y en el campo fue mi crianza, entre la casa y la escuela, entre cerros y labranzas, entre coplas y tonadas, entre cimientos y espigas, entre todas esas cosas que me marcaron la vida.

Soy hijo de campesinos y lo canto con orgullo, campesinos son los míos, como lo han sido los tuyos.

Que vivan los campesinos y que los dejen vivir, que el campo sin campesinos, existe sin existir.

La receta de la semana es Brochetas de tomate cherry y queso feta