¿Relevo generacional en el campo? - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

El pasado 29 de mayo, el diario El Espectador publicó un interesante artículo sobre el tema cada vez más preocupante de la falta de permanencia de los jóvenes en el campo. Desde nuestra experiencia en estos últimos 12 años de labor en La Canasta, podemos evidenciar que este asunto es realmente de gran relevancia. Si bien recientemente se ha visto una tendencia de personas de la ciudad que van a vivir al campo e incluso algunas se dedican a cultivar alimentos, el sistema actual no favorece la subsistencia de los agricultores y menos aún de los pequeños agricultores, pues vivir del negocio de producción de alimentos es un reto.

Afortunadamente podemos contar historias de productores de La Canasta que han podido centrar sus ingresos en la producción de alimentos, en parte porque los precios pagados por La Canasta son buenos, pero también hay varias historias sobre las dificultades que afrontan los productores para recibir ingresos suficientes. Lamentablemente, en muchos casos, productores como Felipe, que montó un gran proyecto productivo en su finca en Villeta después de graduarse como ingeniero en agroecología de la Uniminuto, no logró garantizar suficientes ingresos y tuvo que buscar otro trabajo y echar para atrás gran parte de su proyecto productivo. Felipe sigue mandándonos aguacate cada semana, pero el proyecto que montó de huevos de gallinas felices nutridas con un alimento producido por el mismo, tuvo que terminarlo porque necesitaba más ingresos que lo que lograba producir en su finca.

Tampoco son pocas las historias de productores que no logran conseguir mano de obra en sus veredas, pues ya pocos quieren trabajar en el campo y prefieren emplearse en las ciudades, en grandes cultivos o en empresas para recibir salarios mínimos. Esperamos que con La Canasta podamos seguir viabilizando la agricultura familiar y para eso necesitamos aumentar la demanda e incrementar nuestro impacto, un gran reto que trabajando en comunidad podremos lograr.

La receta de la semana es Chicharroncitos de orellana