Un huerto agroecológico - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Cuando consumimos alimentos agroecológicos que provienen de pequeños productores, como los de nuestra red, debemos saber que detrás de ellos hay muchos detalles e historias que los hace distintos a un producto fresco de supermercado.

Cuando se cultiva respetando la biodiversidad y conservando los recursos naturales, la exigencia de trabajo es muy alta. Al iniciar un cultivo o huerto agroecológico, el trabajo se centra en la domesticación del terreno, librándolo manualmente de pastos y exceso de hierbas, la adecuación de una infraestructura para la producción y almacenamiento de abonos. Así, en el transcurso de mínimo de 2 años se logra un suelo nutrido y sano, mientras se descubren cuáles son los productos que crecen mejor, se busca un equilibrio entre las diferentes variedades y las plagas que llegan. Algunos alimentos nativos no requieren mucho trabajo, porque se han adaptado o se adaptan fácilmente a las condiciones de suelos ecológicos. Pero en el caso de ciertas hortalizas, se requiere más esfuerzo. Normalmente los cultivos agroecológicos son pequeños, pero diversos. Se puede contar con más de 20 variedades, entre hortalizas, frutales y hierbas aromáticas o medicinales. Cada producto tiene su manejo particular, pero hay un ciclo que se repite: preparación de suelos y abonos, siembra de plantas, desyerbe, aplicación de abonos, podas, colgar plantas que crecen como enredaderas, platear (limpiar el área del suelo alrededor del tallo, esto se realiza especialmente en frutales), aporcar, poner riego, control de plagas, cosecha y postcosecha.

Es un trabajo arduo pero gratificante que resulta en alimentos para productores y comensales, que exige constancia, compromiso y amor por la labor. Por todo lo anterior, sabemos que el trabajo del campo es digno y merece un pago justo. Cada vez más personas deberían quedarse o llegar al campo para producir más y mejores alimentos.

La receta de la semana es Ensalada de pepino cohombro y calabacín