Compartiendo saberes | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“El pasado sábado tuvimos una pequeña reunión en Subachoque con algunos de los productores de nuestra Red. En los últimos meses se ha incrementado la demanda por papas nativas en el gremio de los restaurantes y varios de los ellos, a quienes les llevamos alimentos cada semana, nos han comenzado a pedir o han incrementado su pedido de estas ricas papas. Por esto convocamos una reunión para hacer previsiones con los productores que normalmente las han sembrado, para incrementar su producción y así poder ofrecerla a los restaurantes y también para nuestras canastas.
La reunión fue en el lugar de acopio del grupo de productores de Subachoque (ARAC), en el restaurante La
Conejera en La Pradera. Desde la zona rural de Ciudad Bolivar nos acompañó doña Anaís, desde Silvania participó Jairo, por parte de ARAC vinieron Orlando, Pedro, Juan María y Fernando y por parte de nuestro equipo fuimos Rosalba y Daniel. La jornada empezó por una visita a la hermosa huerta de don Pedro y aquí mismo empezaron los intercambios de saberes, de semillas y plántulas. Al ver los cultivos unos preguntaban por qué sembrar de esta manera o por qué combinar un alimento con otro y otros daban consejos para mejorar los cultivos, basados en sus propias experiencias.
Luego nos sentamos a hacer compromisos de siembra y compartir secretos sobre el cultivo de las papitas nativas, sobre cómo prevenir la polilla guatemalteca, los gusanos, la gota, etc; también acordamos maneras para compartir e intercambiar semillas de papa y finalmente nos repartimos algunas que teníamos como excedentes.
Finalmente fuimos a visitar el cultivo de papa en la huerta de Brazocambiado, donde los más experimentados nos aconsejaron hacer una mezcla con bassilus turgensis, melaza y agua para rociar la huerta y prevenir ataques no deseados de animalitos hambrientos.
Como siempre, con estos intercambios y visitas, reafirmamos que el trabajo en Red es la mejor manera de hacer posible un modelo de red agroalimentaria sostenible, como la de La Canasta. Más que proveedores de alimentos, nuestra Red de productores es una gran familia, todos interesados en el bienestar mutuo y en el de los comensales en la ciudad.”