Sembrando maíz nativo - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Debido a la extensa temporada de lluvias que hemos tenido y a la alta humedad ambiental a la que estamos acostumbrados por encontrarnos en una zona de montaña y bosque, empezamos a notar que en nuestra huerta, ubicada en la zona alta de La Vega – Cundinamarca ya no estaban creciendo bien ciertas hortalizas como lechugas, espinacas, berenjenas y algunas aromáticas. De tal forma decidimos como productores que debíamos comenzar a sembrar otros alimentos más resistentes al clima que hoy nos acompaña y fue así que comenzamos a sembrar maíz nativo.

La semilla la obtuvimos a través de una familia indígena muy cercana a nosotros de Tierradentro (Cauca), una zona de montaña ubicada en el mismo piso térmico que nuestra finca. Esta semilla ha sido guardada y cultivada por varias generaciones en esta familia y generosamente llegó a nuestras manos. Son varias especies las que hemos venido cultivando durante este año y hemos obtenido unas lindas mazorcas de granos totalmente blancos o amarillos y otras con algunos granos o puntos morados y rojos. Lo más bonito de esto ha sido comprobar la resistencia y adaptabilidad de estas semillas nativas y aunque algunos bichitos afectan a algunas, en general, hemos tenido buena producción.

Para terminar, también ha sido satisfactorio sentir que tomamos una buena decisión como productores y que definitivamente nuestras prácticas agroecológicas nos dan la posibilidad de ser resilientes para poder reinventarnos y adaptarnos a los cambios.

Así que si en tu canasta de hoy llegan mazorcas, ya sabes de dónde vienen.

La receta de la semana es Tortilla con maíz y calabacín